TFM significa Trabajo Fin de Máster y te explicamos todos los detalles en esta página.

¿Qué es el Trabajo de Fin de Máster?

El Trabajo Fin de Máster (TFM) es el trabajo con el que un alumno de máster demuestra que puede poner en práctica todos los conocimientos adquiridos durante su maestría. También es el último trámite que debe salvar antes de conseguir la titulación universitaria de máster. Otros nombres para el TFM son Proyecto Final y Tesis de Maestría.

Cómo es un TFM

El TFM debe ser más profesional que el TFG (la titulación inmediatamente anterior), pero a diferencia de la tesis doctoral, no es imprescindible que su elaboración suponga una aportación inédita. Por ejemplo, una revisión bibliográfica sistemática sobre un tema podría ser aceptado como un trabajo de TFM. Aun así entre los requisitos más importantes de este tipo de trabajo está el que hecho de que sea:

  • Original

  • Individual

  • Tutelado por un profesor que no formará parte del tribunal que lo evalúe

  • Con la estructura de un trabajo académico de investigación

  • Presentado públicamente ante un tribunal

Guía para la realización de un TFM

Como sabes, contamos con muchos expertos en hacer TFM, así que hemos reunido aquí sus mejores consejos para que te aproveches de su conocimiento. Cada universidad pone a disposición de sus alumnos una guía con los aspectos técnicos, requisitos y objetivos para la realización del trabajo final de sus diferentes niveles de titulación: grados, másteres y doctorados. Estas guías son documentos públicos, en los que se especifican detalles importantes a seguir por los alumnos:

  • Información general sobre el TFM, sus objetivos y contenidos.

  • Metodología.

  • Presentación y normas bibliográficas.

Además de la programación general, este tipo de documento suele contener también un apartado concreto en el que se definen los plazos y otros aspectos prácticos como por ejemplo:

  • La portada del TFM (a menudo se puede descargar directamente para completar con tus datos).

  • Cómo se llevará a cabo la asignación del tema.

  • Los procedimientos para la evaluación y seguimiento del trabajo por parte del tutor.

  • El proceso de presentación y defensa ante el tribunal

  • Detalles técnicos de la presentación impresa del trabajo (tipografía, número máximo o mínimo de páginas…)

El tema del TFM

La elección del tema para un Trabajo de Fin de Master depende de las circunstancias de cada alumno. En algunos másteres los tutores ofrecen una serie de temas según sus líneas de investigación, pero en otros casos la elección es libre. De cualquier manera, el tema final y sus especificaciones deberán ser aprobados por el tutor asignado antes de que el alumno comience de lleno con la realización de la investigación necesaria para su TFM. Al tratarse de un trabajo que requiere de un gran esfuerzo, es importante elegir el tema del TFM de manera consciente y responsable. Los alumnos deben dedicar muchas horas dedicados a su realización, por lo que siempre es mejor escoger un tema que nos interese. Con todo, hay que ser prácticos y evaluar cuáles son los medios que tenemos a nuestro alcance, antes de embarcarnos en una tarea tan compleja.

¿Cómo planificar el TFM?

Optimizar el tiempo y los recursos es fundamental antes de comenzar a trabajar. Si queremos que nuestro esfuerzo se vea directamente reflejado en el resultado final, lo primero es coordinarnos con nuestro tutor (algo que no siempre es posible) y trazar una hoja de ruta pormenorizada con cada una de las partes del trabajo y nuestros objetivos. Para planificar un TFM es imprescindible tener presentes tanto la fecha de entrega como las de las correcciones con el tutor. Esto nos ayudará a avanzar incluso en los momentos de bloqueo, algo que suele suceder en los trabajos académicos con este nivel de exigencia. Lo mejor es trabajar directamente sobre un calendario y en consonancia con nuestros horarios habituales, teniendo en cuenta que además del trabajo que podemos hacer desde casa, necesitaremos pasar tiempo en bibliotecas, laboratorios, archivos… Además de las fechas de revisión, entrega y presentación, la siguiente referencia que utilizaremos para organizar la escritura del TFM será su estructura.

Estructura de un TFM

Las partes de un Trabajo Fin de Máster se encuentran pautadas en la guía docente del trabajo y comprenden una serie de apartados fijos tanto en su forma como en sus contenidos:

  • Portada. Muchas universidades ofrecen a sus alumnos un descargable para rellenar con datos como: título del trabajo, nombre del alumno, titulación a la que se opta, tutor, año académico…  Es posible que algunas instituciones te exijan colocar aquí el Resumen (Abstract) y las palabras clave (keywords). Si has pensado en incluir un párrafo de agradecimientos, hazlo tras la Portada y antes del Índice.

  • Índice de contenidos. Es una lista con las páginas en las que se encuentran todas las partes del trabajo. Debe resultar útil a la hora de moverse por sus páginas si un lector desea dirigirse específicamente a un apartado del TFM. Se suele realizar en dos niveles, aunque en algunas áreas de conocimiento es más apropiado utilizar hasta tres niveles.

  • Introducción. Dependiendo de cada institución y la materia a la que corresponda tu trabajo, es posible que la Introducción se considere como un apartado independiente, o que englobe también el Estado de la cuestión, la Metodología y los Objetivos del TFM.

  • Capítulos o cuerpo del TFM. Es el apartado en el que se refleja nuestra aportación: aquí no explicamos qué han hecho otros antes (Estado de la cuestión), qué queremos hacer (Objetivos)  o cómo vamos a hacerlo (Metodología): este apartado es propiamente el texto de nuestro TFM. Sus partes deben estar conectadas de manera lógica y coherente, siguiendo un hilo que resulte atractivo para el lector.

  • Conclusión. Comprende los resultados conseguidos y debe ser coherente con los objetivos que nos hemos marcado, evaluando cómo se han cumplido.

  • Bibliografía. Se trata de todas las referencias (libros, enciclopedias, artículos, catálogos…) que hemos utilizado para realizar el trabajo, ordenadas alfabéticamente. El sistema de referenciación para el TFM lo marca cada universidad, departamento o, en su caso, tutor. Depende, entre otras cosas, del área científica al que corresponda el TFM. Uno de los más utilizados es APA.

  • Es donde se incluyen las imágenes, gráficos o documentos que por su tamaño no se pueden meter dentro del cuerpo del TFM.

De acuerdo con el Real Decreto 1393/2007 de 29 de octubre, que regula las enseñanzas universitarias oficiales, un Trabajo de Fin de Máster puede concentrar entre 6 y 30 créditos.

En su conjunto, se espera que un TFM tenga al menos una longitud de entre 30 y 40 páginas. Sin embargo, en algunas materias la extensión en páginas para un TFM supera las 120. Esto es algo muy subjetivo, que dependerá del tipo de TFM que estés realizando y la normativa que se te facilite en la Guía para su realización. También es probable que se especifique cuál es el número máximo de páginas permitido.

¿Qué es el Abstract de un TFM?

El Abstract o Resumen es un párrafo de entre 200 y 500 palabras, en el que se contiene toda la información relevante sobre el trabajo. Además de en español (o el idioma que utilices para el trabajo) se suele incluir también en inglés. Se acompaña de entre 3 y 6 keywords o palabras clave, igualmente en inglés y en español.

Puedes leer más sobre cómo hacer un abstract aquí.

¿Qué es la Metodología en un TFM?

Es la parte de la Introducción en la que explicas cómo vas a realizar el trabajo, describiendo los métodos científicos a utilizar y justificando por qué los aplicas a esta investigación en concreto, apoyándote para ello (o no) en las metodologías desarrolladas y aplicadas por otros autores anteriormente.

¿Qué es el marco teórico de un TFM?

El marco teórico de un TFM, también llamado estado de la cuestión o fundamento teórico, está constituido por los trabajos anteriores sobre el mismo tema de nuestro TFM. Para hacer un buen marco teórico, es importante ceñirse a trabajos directamente relacionados y de actualidad. Así demostramos que estamos al día de lo último publicado sobre nuestro tema de investigación.

Una manera práctica de conseguir hacer el marco teórico del TFM es comenzar por los trabajos relacionados con el nuestro que se han publicado más recientemente. Utilizando sus referencias podemos ir hacia atrás en el tiempo para trazar nuestra propia cronología en la evolución del tema que nos interesa.

¿Qué es la Discusión en un TFM?

La parte de la Conclusión del Trabajo Fin de Máster suele incluir una parte crítica denominada Discusión, en la que además de las posibles mejoras se enumeran las líneas de investigación abiertas para el futuro a partir de nuestro TFM.

Fuentes para la realización de un TFM

La consulta de textos especializados y de investigación es uno de los puntos que pueden definir la calidad y relevancia de un TFM. Aunque en principio este tipo de trabajo no necesita aportar información inédita dentro del área temática en el que se encuadra, sí ha de demostrar que la información que se ha barajado es relevante y actual.

Habitualmente las bibliotecas universitarias cuentan con una base de datos bibliográficos de libre acceso para sus alumnos matriculados, que también abarca la suscripción a revistas de investigación. Con independencia de las herramientas que tu universidad o centro académico te ofrezca, también puedes recabar información especializada y referenciable a través de compiladores de textos de investigación y académicos como:

  • Dialnet

  • ProQuest

  • Scopus

  • Web of Science

  • Google Académico

Cómo escribir un TFM

En primer lugar deberás plantear el tema a tu tutor, y una vez que lo hayáis acordado, deberás trazar un calendario con los pasos que vas a dar para su redacción. En base a esto, solicita las tutorías necesarias para que el tutor pueda hacer sus correcciones e incluirlas en tu TFM. Estos son algunos puntos importantes en la cronología de la redacción de un TFM:

  • Los Objetivos son lo último que se escribe. De esta forma te aseguras de que se corresponden estrechamente con las conclusiones de tu trabajo.

  • Sistematiza la consulta bibliográfica, trazando un calendario cerrado para evitar irte por las ramas. También deberás rentabilizar todas tus consultas, incluyendo lo que te interese en el cuerpo del texto e introduciendo su referencia en tu sección de Bibliografía.

  • Sé coherente a la hora de dividir el cuerpo del trabajo, de forma que cada una de las partes siga el hilo de la anterior y mantenga el mismo estilo que el resto.

  • Deja el tiempo necesario para reposar cada una de las partes del trabajo antes de cerrar su versión final. También debes contar con los plazos necesarios para incluir las rectificaciones de tu tutor.

  • Haz que el texto sea profesional, científico, correcto…. Y también fácil y entretenido de leer.

Defensa del TFM

La defensa del Trabajo de Fin de Máster es el último paso antes de su aprobación. En realidad, en la mayoría de los casos los tutores se aseguran de que los TFM que llegan a este punto estén lo bastante bien como para aprobar, pero la nota dependerá tanto de la excelencia como de cómo te desenvuelvas ante el tribunal.

Una presentación audiovisual sobre la que apoyarse siempre resulta útil. Adecúa sus contenidos y duración al tiempo establecido en la Guía docente para la realización del TFM. Deberás ensayar cronometrándote, de la misma forma en que lo presentarás en la fecha que te asignen. Practicar con amigos y familiares te permitirá tomar confianza y conocer qué impresión das y qué puntos personales puedes mejorar.

Después de la presentación, es habitual que el tribunal haga algunas preguntas para las que necesitarás estar preparado. Nuestro consejo es que no menciones nada de lo que no puedas dar al menos una explicación breve.

Un buen truco es llevar a la presentación lápiz y papel para anotar todos los comentarios y preguntas que te hagan. De esta forma verán que aprecias y te tomas en serio sus críticas y mientras apuntas tendrás unos momentos extra para reflexionar tus respuestas.

Criterios de evaluación del TFM

Para muchos alumnos aprobar el TFM no es suficiente, ya que dependiendo del máster cursado la nota conseguida en el trabajo final puede resultar trascendental a la hora de difundir su trabajo, conseguir unas prácticas en empresa, o incluso hacerlo constar en el CV como un dato a valorar por las empresas.

Los criterios de evaluación de cada TFM vienen especificados en la Guía de la asignatura, pero ser objetivos evaluando por nosotros mismos si hemos cumplido con los objetivos del TFM puede ser complicado. La única manera de lograrlo es escuchar atentamente todas las críticas de nuestro tutor y mostrarnos receptivos a los cambios que nos sugieran. También es importante darnos un tiempo en blanco desde que escribimos hasta que volvemos sobre el texto para analizar lo que hemos hecho.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se deposita un TFM?

Para poder depositar un TFM tiene que haber sido presentado públicamente ante un tribunal y haber sido aprobado. Cada universidad tiene su propio protocolo para el depósito de los TFM en sus repositorios institucionales. En muchos casos, entre los requisitos están:

  • Que la nota sea igual o superior a notable (8)

  • Que el acta esté cerrada

  • Que el formato (normalmente PDF) esté adaptado y sea compatible con el repositorio de la universidad

  • Firmar la autorización para la difusión del TFM desde el repositorio institucional que corresponda (a veces deben firmar tanto el alumno como el tutor).

¿Se puede proteger la autoría de un Trabajo Final de Máster?

Sí, es posible registrar el contenido e incluso presentar una patente a partir de los resultados obtenidos en un TFM. Pero aunque la presentación pública del TFM puede utilizarse como una prueba de su autoría, no constituye en sí misma una protección de los derechos de autor.

¿Qué es la tutela de un TFM?

La tutela del TFM es el compromiso de un docente a la hora de dirigir al alumno cuyo trabajo le ha sido asignado.

¿Qué es un gestor bibliográfico?

Una herramienta de software que sistematiza la introducción de referencias bibliográficas de acuerdo a un sistema normativo. Puede ser muy útil, sobre todo a la hora de citar en el TFM. Mira los mejores gestores bibliográficos aquí.

Ahora que ya sabes qué es un TFM, cuáles son sus requisitos y los trucos para conseguirlo, ¡estás listo para ponerte manos a la obra!

¿Necesitas ayuda para pedir un presupuesto?

No hay problema, envíanos la información del trabajo y nosotros te ayudamos a estructurarlo.

¿Necesitas más de un trabajo? 👉 Haz clic aquí

    Tipo de trabajo *
    Asignatura *
    Normas de estilo
    Personalizar tipo de trabajo
    Personalizar materia o asignatura
    Personalizar normas
    Título del trabajo *
    Número de páginas
    Duración de examen en horas
    Fecha de entrega *
    Descripción e indicaciones del trabajo
    Subir un Documento
    Nombre de usuario
    Correo electrónico *
    Teléfono *
    Código promocional