Hoy vamos a explicar cómo hacer una disertación filosófica con todo lujo de detalle, así que prepárate un café y ¡empezamos!

¿Qué es una disertación filosófica?

Antes de empezar, tenemos que tener claro qué es una disertación.

Según la Real Academia Española de la Lengua, disertar es:

“Razonar, discurrir detenida y metódicamente sobre alguna materia, bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.”

En nuestro caso, añadimos la palabra filosófica, así que podríamos redefinir el significado de disertación añadiendo esta particularidad.

Una disertación filosófica es “Razonar, discurrir detenida y metódicamente sobre filosofía, bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.”

En nuestra opinión, la palabra clave de la definición de una disertación sobre la filosofía es “metódicamente”. Esto quiere decir que vamos a aplicar el método científico a la filosofía. Es decir, que vamos a tratar de ser objetivos en lo que digamos. Este matiz es fundamental tanto a la hora de plantear el trabajo como a la de redactarlo.

Ahora que ya sabemos de lo que estamos hablando, podemos empezar con cómo hacer una disertación filosófica.

Temas para una disertación filosófica

El primer paso es elegir el asunto sobre el que vamos a disertar. Algunos ejemplos de temas para una disertación filosófica son:

  • Racionalización

  • Moralidad

  • Individualización

  • Conocimiento

  • Relativización

  • Hedonismo

  • Estética

  • Posmodernidad

Los temas para disertaciones filosóficas son casi infinitos. De hecho, lo que hemos listado arriba son más bien ideas generales que luego habría que delimitar. Incluso podrías hacer una disertación sobre para qué sirve la filosofía. Nuestro consejo es que elijas un tema general y luego te reúnas con tu tutor para especificarlo más. Él debería ayudarte.

Estructura de una disertación filosófica

La estructura de una disertación filosófica se divide en tres partes:

1) Cómo empezar una disertación filosófica

Este tipo de trabajo debe empezar con una introducción. En ella, se debe exponer el tema a tratar, explicar la importancia de este tema y adelantar cómo se va a abordar el tratamiento del mismo en el trabajo.

Si hay algo clave sobre cómo hacer una disertación de filosofía es que el trabajo debe ser lo más objetivo posible. Por ello, cuando elijamos el enfoque que vamos a darle al trabajo, es importante justificar la conveniencia de dicho enfoque. Por supuesto, nunca está de más añadir citas bibliográficas de autores que afirmen que el enfoque que has elegido es adecuado para el tipo de tema que vas a desarrollar.

2) El grueso del trabajo

Tras la introducción, comenzaremos con el desarrollo del tema. El objetivo de este apartado es demostrar que se han valorado las posiciones favorables y desfavorables a la solución del problema planteado.

Al presentar los argumentos, es importante seguir una organización lógica, de modo que el trabajo sea coherente y aparezca como un todo y no como un conjunto de apartados independientes.

3) La conclusión

Finalmente, tras haber analizado todas las posiciones posibles a favor y en contra de la solución planteada, el autor debe concluir cuál de las dos posiciones tiene argumentos de mayor fuerza.

Cómo escribir una disertación

Puesto que queremos ser objetivos, lo normal es redactar en impersonal y tercera persona (“como se ha explicado”, “este trabajo tratará”, etc.).

Es importante comprobar bien la gramática y ortografía. No es necesario utilizar palabras rimbombantes, pero hay que procurar usar los conceptos específicos de la filosofía con propiedad.

Hay que tratar todas las ideas con seriedad y respeto, lo cual resulta especialmente difícil cuando no se está de acuerdo con ellas. En este sentido, debes recordar que tu función es conseguir la máxima objetividad.

Respecto al resto de aspectos formales como el tamaño de fuente, el interlineado normal o doble, etc. tu tutor debería orientarte.

Cómo hacer una disertación filosófica para bachillerato

La diferencia de una disertación universitaria o una de bachillerato no se da tanto en la estructura como en la profundidad con la que se trata el tema.

En bachillerato, suele ser suficiente con consultar manuales de filosofía, mientras que a nivel universitario se exige a los estudiantes que consulten directamente las obras de los autores que citan.

Cuando se afronta una disertación filosófica para bachillerato no se debe caer en el error de no consultar bibliografía y limitarse a la información disponible en internet.

¿Necesitas ayuda para pedir un presupuesto?

No hay problema, envíanos la información del trabajo y nosotros te ayudamos a estructurarlo.

¿Necesitas más de un trabajo? 👉 Haz clic aquí

    Tipo de trabajo *
    Asignatura *
    Normas de estilo
    Personalizar tipo de trabajo
    Personalizar materia o asignatura
    Personalizar normas
    Título del trabajo *
    Número de páginas
    Duración de examen en horas
    Fecha de entrega *
    Descripción e indicaciones del trabajo
    Subir un Documento
    Nombre de usuario
    Correo electrónico *
    Teléfono *
    Código promocional